Aromas

En este vídeo apreciamos la intensidad con la que un perro es capaz de oler cuando encuentra algo que le interesa.

Por lo que observamos en el momento de grabar, daba la impresión de tratarse de la orina de alguna perra, probablemente en celo.

Cuando encuentra el punto exacto, lo examina minuciosamente. Se ayuda de una de sus patas delanteras para retirar las piedras superficiales que ya están secas por el sol y así poder olisquear la zona que aún permanece húmeda. En varias ocasiones lame delicadamente las piedras para obtener más información.

Tras finalizar el exhaustivo análisis de ese punto, sigue el rastro de la perra yendo de un lado a otro del camino.

Si alguna enseñanza podemos obtener de estas imágenes es la de entender cuánta importancia tiene para los perros utilizar su sentido del olfato.

Cuando salgamos de paseo con nuestro perro, no nos desesperemos cuando encuentren algún aroma de su interés y analicen con detenimiento el tronco de un árbol, una farola, la rueda de un coche, el suelo o cualquier otro lugar. Aunque para nosotros no tenga el más mínimo interés o no seamos capaces de ver porqué se paran ahí, dejemos que ellos satisfagan su necesidad.

A los perros también les toca esperar cuando nos paramos a ver los escaparates de nuestras tiendas preferidas. Seguro que se les hace eterno!