Frustración

Seguimos a este perro de pueblo hasta una zona de chalets. Su paseo tiene un objetivo bien claro, una perra en celo.

Trata de encontrarse con ella por todos los medios. Va por la parte trasera de la casa. Ella se asoma entre los arbustos de la tapia. Viendo que por allí no puede acceder, lo intenta por la zona delantera. La perra se tumba en el suelo del jardín para poder ver al perro por debajo de la puerta.

La excitación del momento, lleva al perro a orinar en numerosas ocasiones, dar vueltas sobre sí mismo, gemir y restregarse en la hierba.

La dueña de la perra, al darse cuenta de la situación, decide meterla en casa. El perro, al ver que ya no tiene ninguna posibilidad, opta por marcharse.

A pesar de que la escenas puedan resultar un tanto “melancólicas”, nos deberían hacer reflexionar acerca de la conveniencia de esterilizar a nuestras perras.

Si no tenemos la intención de criar con ellas de forma responsable, no solo les evitaremos situaciones como las que mostramos en el vídeo, que pueden resultar realmente frustrantes para ellos. Además, se evitarían múltiples abandonos y muertes de cachorros no deseados.

Despojar a una perra de su camada, influye en su comportamiento. Así mismo, los cachorros que son separados de sus madres prematuramente también sufren las consecuencias.